El perfume más antiguo

El perfume más antiguo

Todo comenzó cuando Johann Maria Farina exclamó “encontré una fragancia que recuerda al amanecer italiano, a los narcisos de la montaña, a la naranja floral después de la lluvia. Me refresca, fortalece mis sentidos y mi fantasía”.

La receta permanece hasta hoy en secreto: El “Agua de Colonia – N° 4711” celebra este 13 de julio sus 313 años de nacimiento, no es poca cosa.

El 13 de julio de 1709, Johann Maria Farina (1685-1766), inmigrante italiano en Alemania, fundó en Colonia (la ciudad más antigua de Alemania, situada en la cuenca del río Rin en el cruce de antiguas rutas comerciales) la fábrica de perfumes más antigua del mundo: Johann Maria Farina

La receta original de la aqua mirabilis (agua maravillosa) es elaborada exclusivamente por la casa Farina y se encuentra patentada como “Original Eau de Cologne”. Para su fabricación, Farina probó en 1709 con una nueva técnica: sobre una base de alcohol muy concentrado diluyó diferentes esencias como limón, naranja, bergamota, mandarina, lima, cedro, pomelo y en una mezcla secreta de hierbas.

Fue a partir de allí que se creó un nuevo concepto: “la colonia”, un compuesto en el que la proporción de aceites esenciales de origen vegetal oscila entre el 5 y 10%. Apenas un año después de su concepción, se lanzó al mercado, primero a nivel local y más tarde a nivel internacional, adquiriendo un éxito sin precedentes.

El “Agua de Colonia” estaba enfocada inicialmente a la higiene corporal, pues en aquella época existía la creencia de que el agua propagaba las enfermedades. De ahí que, para combatir el olor corporal, utilizaran perfumes pesados hechos a base almizcle. El “Agua de Colonia”, por otro lado, ofrecía un aroma fresco y revitalizante que enseguida desplazó del mercado a todos sus competidores.

La fragancia de Farina se convirtió en poco tiempo en un bien de lujo: Una botellita costaba por aquel entonces la mitad del sueldo anual de un funcionario. El “Agua de Colonia” se hizo famosa en toda Europa y pronto se instauró en la mayor parte de las casas reales.

El “Agua de Colonia” ha aportado mucho a la notoriedad de la ciudad de Colonia. Según, Josef Sommer, director del Punto de Información Turística en Colonia, dice “muchos visitantes vienen a la ciudad atraídos por el nombre de la ciudad, conocida por el “Agua de Colonia”.

Actualmente, la casa de perfumes se encuentra en su octava generación y cuenta con 50 trabajadores. Junto a la fábrica se encuentra también un museo donde se pueden revivir los más de 300 años de historia de la empresa familiar y del perfume.

Esta fragancia fue toda una innovación en su época, ya que se diferenciaba del resto de perfumes mucho más fuertes por su aroma fresco y revitalizante y un dato más que importante es unisex.

Entonces, solo es cuestión de hacer las valijas y salir para Colonia. Allí, compraremos la famosa “eau de cologne  N°4711” y visitaremos hermosos e interesante lugares que ofrece la ciudad.

 

Fuentes
farina.org/bienvenidos
www.dw.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *