Estilo Kinfolk

Estilo Kinfolk

En 2016 las revistas especialidades hablaban de este estilo en clave de tendencia; la cual estaba inspirada en la comunidad Amish. Una forma de vida que gira en torno a la naturaleza y a la tranquilidad del campo, lejos de ruidosos aparatos electrónicos y modernidades de la era digital.

Es una llamada para disfrutar de un estilo de vida más natural y sostenible, apostar por productos locales, así como por piezas genuinas y auténticas. En resumen, volver a los orígenes tanto en la cocina como en el hábitat doméstico y en las costumbres.

Pero pasaron algunos años y esa tendencia se fue transformando en estilo que, hoy algunos expertos sostienen que podría estar en condiciones de destronar al estilo nórdico.

El estilo kinfolk se caracteriza por lo siguiente:

1. Espacios diáfanos o abiertos

– Amplios espacios con paredes de tonalidades claras, bien pintadas o bien con azulejos o cerámicos reciclados.
– Grandes ventanales que dejen pasar la luz natural y para disfrutar de las vistas.
– Paredes con jardines verticales de aromáticas, plantas ornamentales, recuerdos de viajes o adornos florales.
– Cocinas en península  (similar a la isla, con la diferencia que uno de sus lados esta anclado a una pared) que permiten zonas de trabajo espaciosas.  

2. Pisos

– Para conectar con la naturaleza, se usan materiales como la piedra, el canto rodado o la madera en bruto, en tonos claros, blancos, ocres, grises o verdes.
– Para dar un toque de color, colocar una alfombra con motivos étnicos o tribales y canastos con productos de la huerta en la cocina.

3. Materiales

– Maderas al natural o con pátinas en tonos pasteles, evocadores del estilo nórdico.
– Maderas con aspecto envejecido (estilo industrial, eclético). Siempre en busca de la esencia de las cosas. 

– El reciclaje tiene cabida en este movimiento por lo que podés combinar maderas nuevas con maderas reutilizadas.

– La mesa es una parte muy importante ; este debe ser una gran mesa, ponerla en valor, colocando un mantel de lino o de cuadros (típico del mantel de picnic). 

– Colocar unos arreglos florales con aromáticas, flores blancas o rosadas para romper la robustez de la gran mesa.

– Utilizar lino, algodón, ratán natural o mimbre ya que son materiales imprescindibles en la decoración de la cocina.

4. Complementos y accesorios

– En la cocina podés colocar una multiprocesadora sofisticada  con un rudimentario mortero.
– Dejar a la vista el menaje (porcelana china, vajilla, lata, valdes de legumbres estilo vintage, estantería estilo industrial)

5. Plantas

– Presentarlas en la comida, en pequeños jardines interiores, jaulas vintage colgadas con pequeñas suculentas.
– Reciclar botellas o tarros de vidrio y colocar una rama de olivo o una espiga y obtendrás un precioso centro de mesa o reutilizar las botellas como florero y poner un ramo de camelias o flores de temporada.

6. Colores

Elegir una paleta de colores claros que incluya blanco y beige. También podes usar tonos que evoquen la naturaleza como: verdes, grises o tonos tierra.

7. Mobiliario

Procurar que predominen los diseños con líneas simples y rectas. En ese estilo, la modernidad no es importante; podes ir por muebles antiguos y restaurarlos.

Como verán, podemos decir que el estilo linfolk, es un estilo que acepta con buen grado elementos de otros estilos tales como vintage, rustico y nordico. El principio de este estilo es fusionar lo artesanal, lo reciclado y lo antiguo.

Sera cuestión de animarse !!!

Fuentes
www.losandes.com.ar
www.kybaliondeco.com

3 comments

Estimada Graciela
Muchas gracias. Sinceramente tanto el blog como la tienda se hacen con mucho amor

saludos cordiales
Bibiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *