Medidas ideales de toallas para el baño

Medidas ideales de toallas para el baño

Las toallas son uno de los accesorios que más “se ven y usan” en el cuarto de baño. Además de tener como función secarnos, son importantes desde el punto de vista estético ya que su elección puede construir una armonía cromática perfecta o generar contrastes.

Sería ideal tener en cuenta los siguientes ítems al momento de elegir:

  • Calidad. Elegir toallas de calidad es indispensable para que la toalla, aunque parezca obvio “seque”. Uno de los indicadores de la calidad es el propio peso de la toalla que nos revela su mayor capacidad de absorción. Consulta la etiqueta y compra las que indiquen a partir de 500 gramos por metro cuadrado.
    De este modo no pesarán demasiado, ya que puede convertirse en un problema al momento de lavarlas, y secarán perfectamente cuidando nuestra piel.
  • Material. Las toallas que son 100 % algodón son reconocidas como las mejores del mercado por su suavidad y capacidad de absorción; éstas son las que se utilizan más para después del baño, las manos y la cara. Cabe aclarar que al ser algo pesadas, tardan en secarse y entonces, es conveniente utilizarlas en la casa. Fuera de ésta, es mejor utilizar toallas de telas ligeras que se sequen rápido (microfibras). Actualmente, existen otros tejidos para toallas: micro-algodón, fibras de bambú, lino. Si recibimos invitados, es recomendable optar por toallas de algodón de calidad.
  • Un adecuado mantenimiento. Los expertos en textil recomiendan que las toallas no se laven con suavizante ya que modifica las fibras o al menos, que lo hagamos con poca cantidad. A la hora de tenderlas, es importante no secarlas bajo un sol directo para que mantengan intacto su poder de absorción y no se resecarán en exceso ofreciendo ese tacto áspero que puede dañar la piel. A mayor calidad de la toalla y un cuidado adecuado, las toallas nos ofrecerán su suavidad y poder secante durante mucho tiempo.
  • Tonos. Renovar la decoración o el baño no siempre es posible pero con un simple cambio de toallas es posible conseguir dar un aire nuevo al espacio. Por ejemplo, si el baño tiene colores neutros (blanco, negro, gris o beige) podes continuar la paleta cromática o contrastarla con colores llamativos; también podes elegir los colores en función de las épocas del año, o con diseño que complementen los accesorios del baño.

  • El tamaño. Los tamaños de las toallas son más o menos “estándar”, desde las pequeñas hasta las más grandes. Para disponer de todos los tamaños es más cómodo comprar varios juegos en diferentes tamaños pero no siempre es posible. Por lo tanto, se elige en función del espacio del baño, aunque siempre vamos a tener, al menos, dos tamaños. Los tamaños que manejan, básicamente, son:
    1. Facial: es la más pequeña de la gama, con una medida aproximada de 30 x 50 cm, su uso es variado y versátil. Ideal para el secado del rostro y las manos, se recomienda para un sólo uso y después lavar. Colocar junto al lavabo una canastita con toallas faciales dobladas elegantemente, le dará un toque sofisticado a tu baño. Un canasto de mimbre para desecharlas después de usarlas completará el efecto y te sentirás, igual que tus invitados, en un hotel.
    2. De mano: mide alrededor de 40 x 70 cm. Ideal para el secado de las manos, es la más común en el toallero junto al lavabo. Según el tamaño del toallero, se puede utilizar más de una para crear una atmósfera más acogedora.
    3. De ducha: 70 x 140 cm es un buen tamaño para secarse después de la ducha, sobre todo si eres una mujer petit o en el caso de un niño. También se usa para enrollar el pelo en un turbante para secarlo, especialmente cuando éste es largo. Algunos toalleros grandes se ven beneficiados por este tamaño y a veces se complementa con dos de mano, lo que crea un efecto tipo hotel. Debo confesar que este es mi tamaño, ya que soy de estatura baja, con la toalla grande o de baño, debo hacer malabares para dominarla ya que; casi somos de la misma altura.
    4. De baño: con unas medidas aproximadas de 90 x 150 cm son las más grandes de la gama y las favoritas para utilizarse tras la ducha o el baño, pues debido a su medida nos arropa más al tiempo que disponemos de mayor tejido para secar nuestro cuerpo. Secándote una toalla de estas, te sentirás en un lujoso SPA.

Una simple opinión, a la hora de elegir toallas sería mejor tener en cuenta la calidad, ya que así se garantiza confort, absorción y suavidad, y a partir de allí solo resta elegir colores o diseños con el fin realzar el cuarto de baño.

Fuente:
Mulhousestore.com
www.bystillo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *