Una mesa decorada para recibir el año nuevo

Una mesa decorada para recibir el año nuevo

Sé que es un trabajo extra, decorar la mesa para las fiestas. Pero cuando terminamos la decoración; llegan los invitados y nos elogian la mesa; ahí sentimos el reconocimiento y la recompensa por el tiempo que nos llevo adornarla.

Pero, vamos a recordar aquello que es indispensable para comenzar a decorar la mesa.

  • Mantelería y servilletas
  • Cubertería
  • Copas
  • Vasos
  • Vajilla
  • Centro de mesa
  • Velas

Vamos a partir de la base de que en temas de decoración cada uno tiene sus propios gustos y su impronta; esta es una ocasión para lucirnos y mostrar nuestro gusto y estilo.

Hay que tener en cuenta, que la decoración no puede resultar molesta para los comensales ni para la comida. No debemos perder de vista que debe haber una armonía y equilibro entre la comida y la decoración.

Centros de mesa: algunos son hermosos, enormes y altos. Por eso, debemos saber que queremos; es decir, se pueden colocar en el centro de la mesa pero al momento que los invitados se sienten a ella, se deben retirar porque no permiten que se pueda conversar ni verse.

Velas: vuelve a ocurrir lo mismo que en el caso del centro de mesa; depende de cómo quieras servir la mesa, si va a resultar incómodo para tus comensales o peligroso, o si no hay suficiente espacio para que la gente pueda maniobrar con sus platos y sus copas sin que haya sobresaltos.
Para despreocuparte del tema, podes usar guirnaldas de luces que, colocadas en pequeños recipientes como si fueran frasquitos de velas, vas a estar más tranquila.

Mantel: siempre es un problema, en razón de que se debe combinar con la vajilla y las copas. La idea es trabajar con las mismas tonalidades o, si buscamos un contraste que sea agradable visualmente.

Sin dudas, una sabia elección siempre es optar por manteles en tonos claros pues son sencillos, elegantes y combinan con todo tipo de vajillas, cristalería y cubertería.

Además, podrás decorar la mesa con cualquier tipo de decoración que siempre será un buen fondo decorativo.

Hoy en día encontramos, manteles de tela sintéticas o plásticas que no se debe descartar para la ocasión; quizás no tengan ese toque de elegancia de los manteles de tela, pero como vienen en motivos diversos navideños pueden servir; es cuestión de gusto y comodidad.

Caminos de mesa: Para tener una mesa bonita no es necesario gastar dinero todos los años comprando manteles navideños. Una opción es utilizar caminos o carpetas con motivos navideños sobre un mantel de un solo color y que quizás, utilizamos en otras ocasiones; así nuestra mesa estará, como dicen los españoles, muy chula.

Manteles individuales: La idea es la misma que en la propuesta anterior con los caminos de mesa. Hoy podemos encontrar manteles individuales de diferentes texturas, motivos y combinaciones de colores. También están los plastificados, los cuales son muy cómodos a la hora de limpiar.

Aquí podemos jugar con el mantel, es decir, elegir el mantel o el individual en un solo color para que haya contraste.

Colores: Queda muy bien elegir sólo un par de colores y usar esos en la mesa; ejemplo si el mantel es de color claro, el resto de la mesa puede ser en azul y dorado (queda muy elegante), rojo y dorado, plateado y verde, a nuestro gusto.

Siempre es una ayuda seguir las tendencias, pero no esta mal seguir nuestros gustos y nuestra intuición para combinar colores.

Vajilla: Las fiestas siempre son buena ocasión para sacar a relucir la vajilla (porcelana, losa inglesa) de la abuela o simplemente aquella que guardamos con mucho afecto, pero con el paso de tiempo no siempre se conservan todas las piezas. Por eso, es importante saber la cantidad de comensales que vendrán a casa para ver si la vajilla alcanza.

Aunque hoy en día, está de moda usar diferentes motivos de un mismo material, de esa manera no debemos preocuparnos si tenemos un juego completo de vajilla.

Pero un detalle que hay que tener en cuenta, si vamos a disgustarnos porque se rompe una pieza, es preferible que utilicemos vajilla más económica o diaria.

Finalmente, una mesa armoniosa se puede conseguir creándola con la combinación de diferentes colores, forma y texturas.

Pero lo más importante, es la manera en que recibimos a nuestra familia y amigos para que se sientan a gusto y disfruten junto a nosotros de la mesa.

Fuente
https://saborgourmet.com/

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *