Dia Internacional de la Lucha Contra Sida

Dia Internacional de la Lucha Contra Sida

El 2 de octubre de 1985, en la tapa de todos los diarios del mundo se anunciaba la muerte de Rock Hudson, símbolo de la masculinidad por décadas en el mundo artístico, uno de los galanes más famosos de la pantalla grande, protagonista de los últimos años de la época dorada del cine de Hollywood.

Pero sin quererlo, se convirtió en el rostro de una enfermedad que, por aquel entonces, se la llamaba “peste rosa” y no era otra cosa que “sida”.
Sin proponérselo, su muerte ayudó a que otras personas se animaran a contar que también padecían la enfermedad en especial la comunidad gay, quien debía soportar la estigmatización por parte de la sociedad.

Este año, la enfermedad cumple 40 años (1981 – 2021) y en este tiempo, según datos de la ONUSIDA, casi 38 millones de personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida desde el comienzo de la epidemia.

Asimismo, la mortalidad por el sida ha disminuido un 53 % entre las mujeres y niñas y un 41% entre hombres y niños desde 2010, información suministrada por la misma organización.

Como la enfermedad fue diagnosticada por primera vez el 1 de diciembre de 1981. Cada año, ese día, se conmemora el día mundial de la lucha contra el SIDA.

El concepto de dedicar un día en el mundo se originó en la Cumbre Mundial de Ministerios de la Salud de 1988, dentro de los programas para la prevención del SIDA. Desde entonces, ha sido tomado por gobiernos, organizaciones internacionales y caridades alrededor del mundo.

Todos los años, se toma un lema para trabajar. Este año es Poner fin a las desigualdades. Poner fin al sida. Poner fin a las pandemias.

El Día Mundial del Sida sigue siendo tan importante hoy como cuando empezó, y continúa recordando a la sociedad y a los Gobiernos que el VIH no ha desaparecido.

Al comienzo la enfermedad fue a un grupo determinado, después el circulo fue ampliándose, arrastrando en su camino a mujeres y hombres sin pertenencia a un grupo determinado y despues las niñas y niños y finalmente bebes.

Eso demostró que la enfermedad no discriminaba, sino que lo hacíamos nosotros como sociedad. Por eso, es ésta quien debe tomar conciencia de cómo el VIH afecta la vida de las personas, para que de este modo podamos poner fin al estigma y la discriminación, y consigamos mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH.

Para concluir, cito las palabras de Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres:

“Justo cuando han pasado cuatro décadas desde que se dieron a conocer los primeros casos de sida, el VIH sigue amenazando al mundo. Estamos lejos de cumplir el compromiso compartido de acabar con el sida, pero no por la falta de conocimientos o medios, sino por las grandes desigualdades estructurales que dificultan que se apliquen soluciones efectivas para la prevención y el tratamiento del VIH.

Acabar con el sida requiere poner fin a las desigualdades económicas, sociales, culturales y legales. Aunque exista la percepción de que un momento de crisis no es el más adecuado para priorizar el tratamiento de las injusticias sociales subyacentes, ha quedado claro que no superaremos la crisis hasta que no abordemos las desigualdades”.

Fuentes
www.bbc.com/mundo
www.unaids.org/es
www.un.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *