El sándwich dinamarqués

El sándwich dinamarqués

En primer lugar, es un plato típico de la cocina danesa, en segundo lugar es abierto, en tercer lugar es elaborado con pan de centeno y en cuarto lugar tiene un nombre difícil de pronunciar “smorrebrod” que significa pan con mantequilla.

Inventado en el siglo XIX por los trabajadores que preparaban bocadillos para las largas horas de trabajo en el campo, este sándwich habitualmente elaborado con las sobras de la noche anterior sigue siendo uno de los tentempiés favoritos de los daneses.

La receta tradicional de este “sándwich abierto” es fácil: una generosa rebanada de pan de centeno (rugbrød) cubierta con manteca, grasa de ganso u alguna pasta para untar (para evitar que el pan se empape con los ingredientes más jugosos) y coronada con ingredientes fríos al gusto de cada uno.

Este plato tan simple, con el tiempo ha ido evolucionando en sabores, al punto que hoy está admitido que se le ponga cualquier cosa siempre que combinen los sabores por lo que es un desafío a la creatividad de los cocineros, los  foodies de todo el mundo  y los amantes de la cocina.

Su popularidad ha crecido tanto que trascendió las fronteras de Dinamarca, llegando a encontrarse en las cartas de restaurantes importantes del mundo.

Los ingredientes de la cobertura son variados, pero por lo general es una proteína (carnes rojas, ave, pescado, mariscos), vegetales crudos y cocidos, huevo duro, salsas, especias y una terminación con aguardiente opcional, pero que le da un toque de distinción. También hay versiones vegetarianas, así que todos contentos.

Los ingredientes más habituales para elaborar estos bocadillos abiertos incluyen la carne cocida o asada, los quesos de sabor fuerte, los pepinillos en vinagre, los pescados ahumados, las verduras encurtidas y las frutas deshidratadas.

Un dato no menor es que generalmente estos sandwichs se comen fríos acompañados de cerveza o algún aguardiente como el vodka.

Buscando material para el artículo, encontré algunas combinaciones para tener en cuenta: de salmón ahumado, de pollo y calabaza, de pastrón, de queso cheddar, cerdo ahumado y cebolla salteada.

Para concluir les dejo para que preparen “el Estjerneskud”  el más famoso de Dinamarca; su receta se remonta al siglo XIX; se compone de un filete de pescado rebozado (tradicionalmente platija), una cucharada de caviar, camarones frescos, salmón ahumado, espárragos verdes o blancos, pepino encurtido, tomate y lechuga, todo coronado con unas rodajas de limón y un poco de eneldo.

 

 

Fuentes

esolercocina.blogspot.com
www.gastronosfera.com/es/
es.quizzclub.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *