Historia de Postres – Estados Unidos

Historia de Postres – Estados Unidos

Siempre me resulta interesante unir diferentes particularidades de un país. Por eso, como en este numero del blog viajamos a Estados Unidos por el evento del Burning Man, pensé que podíamos hacer un alto en el camino y disfrutar de sus postres mas emblemáticos.

Hoy les presentare a:

Red Velvet Cake

La traducción es “pastel de terciopelo rojo”; recibe el nombre debido a su color rojo fuerte o vinotinto y a su textura suave y esponjosa que imita un terciopelo. Esta torta lo que tiene en sabor lo tiene en misterio. Su origen, no tan exacto, se reduce a varias teorías y leyendas, a saber: una de ellas dice que su origen se remonta al siglo XIX en donde se utilizaba cocoa para suavizar la textura de los pasteles y por ello recibían el nombre de “terciopelos”; la otra teoría dice que el pastel surge durante la Segunda Guerra Mundial ya que los alimentos eran sumamente racionados y los panaderos hacían uso del jugo de remolacha para mejorar el color y la humedad de sus recetas y por último, la mas popular es la que se atribuye al hotel Waldorf Astoria que la ofrecía en su famoso menú de postres, atribuyéndosele su creación.

Esta leyenda cuenta que el famoso hotel neoyorquino creó esta torta en los años 30 y que surgió cuando una clienta la probó y le gusto tanto su sabor que decidió pedirle a la cocina del hotel la receta. Pero con la receta llegó el recibo por la suma de 350 dólares. La señora enfurecida decidió demandar al hotel, tomó la receta y comenzó a repartirla entre personas de la calle. A partir de allí, el pastel de red velvet adquirió fama.

Aquí va la receta

Ingredientes:

  • 20 cc Jugo de limón
  • 340 cc Leche
  • 20 gr Polvo para hornear
  • 1 cdita Sal fina
  • 380 gr Harina
  • 180 gr Huevo
  • 450 grs azúcar
  • 1 y ½ cda Vinagre de alcohol
  • 1 y ½ cda Bicarbonato de sodio
  • 170 gr Manteca
  • 2 cdas Colorante rojo carmín
  • 15 grs Cacao amargo

Preparacion:

Mezclar la leche con el jugo de limón y dejar reposar 10 minutos.

Luego incorporarle el colorante y diluirlo.

Tamizar harina con polvo de hornear, sal y cacao.

Batir huevos con manteca muy blanda, azúcar y esencia de naranjas, hasta unir.

Unir esta mezcla con los secos, intercalando con el buttermilk rojo.

Por último mezclar el vinagre con el bicarbonato, cuando espume, agregar (se activa).

Batir la masa por 1 minuto.

Colocar la masa en dos moldes de 24 cm o tres de 20 cm.

Hornear durante 15 minutos a 180°C.

Rellenar y cubrir con la crema.

Agregar coco rallado.


Cubierta:

Queso crema 350

Crema de leche 500 ml

Azúcar talco 150 gr


Brownie

Existen diversas versiones sobre su origen. La primera versión se cree que sucedió en Chicago en el Hotel Palmer House, durante una exposición, cuando se ordenó preparar un postre para colocarlo en cajas y que las señoras no ensuciaran sus manos a la hora de comerlo.

La segunda versión, y la más difundida y valorada, es que en  1897 un cocinero olvidó añadir levadura a una torta o bizcocho de chocolate, dando como resultado un bizcocho sin mucha altura, como actualmente lo conocemos, que se le dio el nombre de Brownie (marrón) y/o Brownies (marroncitos).

Los brownies se presentan generalmente en forma de cuadros pequeños con una consistencia que varía en humedad y esponjosidad de acuerdo al gusto del pastelero. Suelen tener una capa crujiente en la parte superior que se rompe deliciosamente al ser cortado para servirse.

Aquí va la receta

Ingredientes

  • 300 gramos de chocolate amargo 60% cacao
  • 200 gramos de manteca
  • 500 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 taza de harina
  • ½ taza de Maizena

Preparación

Derretí en un bol a baño maría o en un microondas el chocolate con la manteca.

En otro bol, uní el azúcar con los huevos sin batir demasiado.

Dejá entibiar el chocolate e incorporalo a los huevos.

Agregá con movimientos envolventes la harina previamente tamizada con la Maizena.

Volcá en un molde de bordes altos (más o menos de 32×22 cm) previamente enmantecado y enharinado.

Cociná en el horno precalentado a temperatura de moderada a fuerte, durante 25 minutos. Al introducir un cuchillo en el centro, debe salir con migas de la preparación, no limpio del todo.

Dejá enfriar en la fuente y luego cortá en cuadrados de 4 cm.

La pastelera Isabel Vermal, dueña de la patisserie Smeterling enumera las claves para lograr el mejor brownie.

Usar siempre manteca: Si se utiliza margarina “queda demasiado grasoso y pierde mucho en sabor”.

Usar chocolate de calidad: Es importante usar chocolate verdadero, es decir, aquel que contenga manteca de cacao. Si no la tiene, es un baño de repostería con sabor a chocolate.

No batir: Los huevos, el azúcar y la harina solo se mezclan para que se integren los ingredientes, así la masa quedará compacta. Si se bate, la masa incorpora aire y así se vuelve más esponjosa, como en el caso del bizcochuelo.

Usar harina 0000: Como no se busca que la mezcla crezca, no es necesario usar harina leudante ni polvo de hornear.

Usar siempre azúcar (nada de edulcorante): Quienes quieran hacer una versión “light” y ponerle poco o nada de azúcar, deben saber que no saldrá bien de esa forma. El azúcar hace que a los brownies les quede una capita dulce en la superficie. Se puede mezclar diversos tipos de azúcares: rubia, negra, mascabo, que es más húmeda y refinada.

No es necesario el papel manteca: Al ser una preparación con mucha materia grasa no es necesario el uso de ningún papel enmantecado. A veces, el papel ayuda al desmolde si se le dejan dos costados más largos, luego se toma de ellos para retirar el brownie del molde.

Enfriar bien antes de cortar: Al sacar la masa del horno hay que dejar que se enfríe a temperatura ambiente y luego llevarla a la heladera. Una vez que se enfría endurece lo suficiente como para lograr un corte limpio y prolijo. De esta manera, no se desmigaja ni se rompe.

Envolverlos bien si se los va a freezar: Los brownies se pueden congelar sin problemas, pero es importante que se los recubra en papel film o se los guarde en un contenedor hermético, porque, al tener tanta materia grasa, absorben mucho los olores.

Que ricos postres !!!, para comer mas de una porción de velvet o 2 o 3 cuadraditos. Me parece que voy a dejar de lado la dieta por una tarde. Espero que les hayan gustado y los preparen una de estas tardes.

Fuentes
cocineroaficionado.com
www.myriamcamhi.com
culturizando.com
escuelamundopastel.com
ar.recepedia.com
www.clarin.com/gourmet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *