Historia del Chocolate

Historia del Chocolate

El chocolate o más bien el cacao es originario de América y trabajado en Europa; el viejo continente le supo dar una cálida bienvenida y lo adoptó de tal manera que muchos creen que su origen se remonta a países como Francia, Bélgica o Suiza.

El chocolate es originario de México y la leyenda cuenta que el dios Quetzacoatl regaló a los hombres el árbol de cacao qué más tarde bautizarían científicamente como Theobroma Cacao, alimento de los dioses. La sociedad azteca lo consumía líquido, oscuro y espeso y le agregaban especias, como más tarde lo harían los europeos. A esta preparación la llamaban tchocolatl, muy similar a la palabra que utilizamos hoy.

En 1519 con la llegada de Hernán Cortés, quien fue adorado por los aztecas creyendo que representaba la reencarnación del dios Quetzacoatl. Aquel recibió todos los honores, entre ellos el chocolate líquido.

A partir de entonces, los españoles lo llevaron a su país y su difusión por todo el viejo continente fue inmediata gracias a la infanta española Ana de Austria, casada con el rey de Francia Luis XIII, una apasionada de esta bebida caliente.

Busque cual había sido el derrotero del chocolate por Europa y encontré la siguiente cronología:

  • 1550-1600
    Alrededor de 1590, el conquistador Hernán Cortés trajo el chocolate a España y la popularidad de la bebida se extendió por el país, al principio entre la realeza y las clases altas.
  • 1600-1650
    En 1606 el comerciante italiano Francesco Carletti –inspirado por sus viajes a las Indias Occidentales y España– introdujo el chocolate como bebida en Italia. Desde España e Italia el chocolate pasó a Alemania, Austria, Suiza, Francia, Bélgica y Países Bajos.
  • 1650-1700
    Los primeros registros en Inglaterra se remontan a 1657. En torno a 1689, se construyeron en el palacio de Hampton Court las «Cocinas del chocolate» para la reina María II. El chocolate seguía siendo en gran medida un privilegio de los europeos ricos.
  • 1700-1800
    El comisionado de Estado inglés John Hannon introduce el chocolate en Estados Unidos. Las casas de chocolate se convierten en lugares de reunión de la alta sociedad londinense. En las principales ciudades de Italia se multiplican las cioccolatieri (chocolaterías).
  • 1800-1850
    Se amplía el acceso del público europeo al chocolate. En 1828 el químico holandés Casparus van Houten patenta la prensa hidráulica, que sirve para convertir los nibs o «plumines» de cacao en el polvo conocido como «cacao holandés».
  • 1850-1900
    En Inglaterra, en 1847, J. S. Fry & Sons produce las primeras tabletas de chocolate negro. En 1875 el suizo Daniel Peter crea el chocolate con leche. También en Suiza, en 1879, Rodolphe Lindt instaura el proceso de «conche».
  • 1912
    Jean Neuhaus creó el primer bombón relleno que pasará a ser conocido en el mundo entero, el famoso praliné.

El chocolate que se consume actualmente se hace a partir de productos derivados de las semillas de cacao: la manteca de cacao y la pasta de cacao. Las proporciones dependerán del tipo de chocolate y sus propiedades, lo que provocará que haya muchos tipos de chocolate.

¿Qué tipos de chocolate existen?

Chocolate negro: La palabra “negro” se refiere a una calidad superior. Estos chocolates tienen, como mínimo, un 43% de materia seca total de cacao del cual el 26% debe ser manteca de cacao. En general, la cantidad de cacao mínimo en los chocolates negros en el mercado, puede oscilar entre un 50% y un 70%. Es cierto que existe una tendencia a consumir chocolate con una proporción igual o superior al 70%

Chocolate con leche: En este caso nos referimos a un producto que contiene además de cacao y azúcar, leche u otro producto lácteo. Todo producto etiquetado como chocolate con leche debe tener en total no menos del 25% de extracto seco de cacao. Además, está especificado que debe contener como mínimo un 14% de extracto seco de leche obtenido de la deshidratación de productos lácteos. El porcentaje total de grasa de este chocolate, sumando grasa láctea y manteca de cacao debe ser como mínimo del 25%.

Chocolate blanco: A menudo se ha discutido sobre si el chocolate blanco es realmente un chocolate. El argumento es que este tipo de chocolate no lleva cacao en polvo, solo manteca de cacao, leche, azúcar y aromas. Lo cierto es que se trata de un tipo de chocolate perfectamente legislado que debe tener como mínimo un 20% de manteca de cacao y un mínimo del 14% de extracto seco de leche, del que un 3,5% debe ser materia grasa láctea.

El tipo de chocolate, su forma o su temperatura es un detalle. En todo momento, en todas las estaciones, siempre es una buena compañía.

Fuentes
www.nocierreslosojos.com
www.lucullus.com.ar
nestlefamilyclub.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *