La Causa Limeña

La Causa Limeña

En mi viaje por Perú, el mes pasado, tuve la oportunidad de probar sus platos típicos: el famoso ceviche, la causa limeña y la carne de alpaca.

A decir verdad, la causa limeña la probé hace más de 25 años en la casa de unos amigos peruanos y me encantó. Las personas que me conocen saben que no soy una adicta a la cocina; sin embargo, me encanta prepararla para las fiestas navideñas como primer plato porque es sabrosa y refrescante.

Buscando su origen, como con la historia, existen varias versiones. Les cuento; algunas personas sostienen que su origen data del año 1820, precisamente durante la famosa Expedición Libertadora del Perú liderada por el general José de San Martín.

Por aquel entonces, las mujeres con el fin de apoyar a los soldados peruanos que se involucraron en el enfrentamiento, comenzaron a organizarse para recaudar insumos y emplearlos para preparar platos que luego eran vendidos. Esa ganancia era invertida en la compra de medicinas, ropa y alimento para los hombres de guerra.

Fue la papa el insumo más utilizado; la hicieron sancochada, prensada y sazonada con un poco de sal y ají amarillo y la vendían en las plazas bajo el lema: “Por la causa” o “Por la causa limeña”, en referencia a la lucha que se llevaba a cabo en ese momento.

Otros historiadores sugieren que la causa estuvo presente en la Guerra del Pacífico, en 1879. Al igual que ocurrió durante la Expedición Libertadora, la gente comenzó a juntar alimentos a fin de emplearlos para preparar comidas que eran vendidas con el propósito de recolectar dinero para las campañas.

La fórmula era la misma: sancocharlas, prensarlas, untarlas con aceite, ajo molido, sal, pimienta y unas gotitas de limón. Una vez creado el plato, dicha mujer comenzó a fomentar su venta bajo el pregón: “Para la causa, para la causa”. El sabor gustó tanto que tiempo después la Causa limeña se integró al menú de las familias peruanas.

Existen otra teoría que vincula el origen de la Causa con los incas. Se dice que su nombre proviene del vocablo quechua kausaq, nombre que le daban a la papa y cuyo significado era “sustento de vida”. Datos históricos señalan que los ancestros ya tenían su versión de papa sancochada mezclada con ají. Este era llamado rokro o ruxru.

Sea cual fuera su origen, este plato ha pasado de ser popular a convertirse en parte del majestuoso abanico de exquisiteces que conforman la gastronomía peruana. Si bien es cierto que es posible encontrarla mayormente rellena de atún o pollo también, existe la versión de camarones y de langostinos.

 

A continuación, comparto la receta original y la forma de preparación de este plato:

Ingredientes

  • Papas amarillas
  • 1/2 taza de aceite
  • 1/4 taza de zumo de limón
  • 2 o 3 cucharadas de ají amarillo
  • Sal y pimienta
  • Huevos duros, cortados en rodajas
  • Aceitunas negras sin carozo
  • Para el relleno: pollo o pescado deshilachado, arvejas, zanahorias cortadas en cuadritos y mayonesa

Preparacion 

  • Coloca las papas en una olla grande de agua fría y salada. Llévala a ebullición y cocinar las papas hasta que estén tiernas y cocidas. Escurre y reserva para enfriar.
  • Cuando las papas estén lo suficientemente frías, pelarlas. Pásarlas a través de un pisapapa hasta que queden suaves. Agrega el aceite, el jugo de limón, ají amarillo, sal y pimienta al gusto.
  • Cubre una bandeja para hornear con envoltura de plástico, presionándola hacia abajo para que encaje en el plato. Extiende la mitad de las papas en el fondo del plato y alísarlas. Extiende el relleno deseado de manera uniforme sobre las papas, y luego las papas restantes sobre el relleno. Presiona suavemente para asegurar la causa. Cubre y enfríe completamente.
  • Coloca un plato de servir boca abajo sobre la tapa del plato de causa. Usando ambas manos, voltea el plato y la bandeja, dejando caer la causa en el plato. Retira y desecha la envoltura de plástico.
  • Decora la causa con huevos duros y aceitunas. Córtala en porciones y sirve.

Fuentes

peru.info

blog.redbus.pe

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *