Las galletitas de Jengibre

Las galletitas de Jengibre

Porque se asocian estas galletitas a la navidad, lo averiguaremos.

Pero antes sería interesante saber de dónde viene el jengibre; esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la famosa ruta de la seda.

Ahora que sabemos el origen del jengibre, continuaremos el derrotero de la galletita propiamente dicha.

Referencias históricas dan cuenta de que la usanza de este tipo de galletas en Navidad fue idea del monje de origen armenio, Gregory de Nicopolis, a quien se le atribuye ser el primero en preparar este postre (gingerbread) galletas o pan de jengibre.

Según la leyenda, fue el mismo monje armenio quien al trasladarse a Francia en el año 992, dio a conocer su atractiva creación culinaria, y enseñó a hacerla a los sacerdotes franceses.

Por lo que se cree que las primeras galletas de jengibre se elaboraron en Europa a finales de la Edad Media y se distinguen por tener diseños de corazón, pequeños hombres o en forma mini casitas alegóricas de la Navidad.

Los bizcochos con formas se realizaban en un comienzo con moldes de madera. El molde más antiguo del mundo se conserva en el Museo Nacional Suizo en Zurich.

Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron fama gracias a la reina Isabel I de Inglaterra.

En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes.

Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.

Un tiempo después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre.

En la actualidad estas galletas son internacionales y desde que aflora la temporada navideña se convierte no solo en parte del postre tradicional para celebrar y compartir, sino también como parte decorativas. Su popularidad está muy arraigada especialmente en la época y portando el titulo de provenir de la gastronomía del norte de Europa.

Algunos países tienen distintas maneras de llamarlas: en Francia, se les denomina “pain d’épices” que es lo mismo que pan de jengibre; en Alemania y Bélgica, spekulatius, que significa galletas con forma de humanos, entre otros nombres alusivos a la misma creación compuesta de harina con sabor a jengibre, azúcar y canela.

Entonces, uno puede pensar que la idea mas solida entre la galletita y la navidad, puede ser la historia de los hermanos Grimm. Pero sea cual fuera su relación, las galletitas son sinónimo de navidad con el ingrediente, no menor y mas importante y es que permite que grandes y chicos compartir un tiempo en la cocina; amasando las relaciones familiares !!!

Pero para quien quiera intentar hacer las galletitas para esta Navidad, aquí va la receta.

INGREDIENTES

Para la masa:

  • 200 g de azúcar impalpable
  • 250 g de miel
  • 200 g de manteca
  • 100 cc de leche
  • 500 g de harina
  • 100 g de almidón de maíz
  • 10 g de canela en polvo
  • 10 g de jengibre seco en polvo
  • 1 pizca de cardamomo, clavo de olor, anís estrellado, nuez moscada
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Preparación:

Calentar en una cacerolita el azúcar impalpable, la manteca y la leche con la miel. Dejar entibiar. Tamizar dos veces la harina con las especias, el almidón de maíz y el bicarbonato de sodio. Unir los secos a la mezcla de miel y formar una masa blanda. Poner sobre un papel manteca enharinado.

Cubrir con otro y estirar. Dejar en la heladera al menos de 12 horas.

Cuando vayamos a hacer las masitas, sacar la masa de a porciones para que este siempre fría. Estirar la masa con apenas de almidón de maíz a un espesor de 5 mm. Cortar las formas con cortapastas y colocar en una placa enmantecada.

Hornear a 160 C por 8 a 10 minutos, dependiendo del peso de cada masita. Los bordes deben dorarse apenas. Enfriar sobre una rejilla. Pintar con glasé real y decorar con granas y confites de azúcar.

Preparación del glasé real:

  • 1 clara
  • 200 a 250 g de azúcar impalpable
  • Gotas de jugo de limón
  • Colorantes en pasta c/n

Mezclar la clara y el azúcar impalpable, aligerar con el jugo de limón y batir hasta darle consistencia, colorear y usar de inmediato.

 

Fuentes
www.kiwilimon.com
elgourmet.com

Receta: facebook (chango) y Osvaldo Gross

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *