Inti Raymi

Inti Raymi

Perú y el Cusco, en particular, están de fiesta en el mes de junio y ser preguntaran por qué. La respuesta es sencilla: celebran la fiesta del sol.

Inti Raymi es el término quechua que significa Fiesta del Sol; proviene de una ceremonia incaica y andina en honor del dios sol Inti y se celebra cada 24 de junio fecha en que coincide con el solsticio de invierno para el hemisferio sur y el tiempo de la cosecha.

Aunque la fecha real del solsticio es el día 21 de junio, se cambió a esta fecha cuando el gobierno de A. Leguia (1930) declaró el día 24 como el “Día del Indio”.

El pueblo festeja el inicio de un nuevo año solar siguiendo la tradición de sus ancestros que adoraban al sol como la fuente que les daba luz, calor y vida.

La puesta en escena tiene lugar en 3 sitios específicos de Cusco con gran significado histórico:

  • Qoricancha – El Templo del Sol o Qoricancha, desde las primeras horas del día, inicia la Fiesta del Sol. Esta representación se realiza en el denominado jardín de oro. Empieza con la aparición del inca. Los primeros rituales ofrendan hojas de coca, llamas, alpacas y más. La puesta en escena empieza a las 09:00 a.m. y dura 45 minutos en promedio.
  • Plaza de Armas – El centro histórico del Cuzco es punto neurálgico de las celebraciones de la Fiesta del Sol. La Plaza de Armas es acordonada. El inca es cargado en andas por ocho sirvientes y realiza la denominada Ceremonia de la Coca. La ceremonia inicia a las 11:00 a.m. y dura una hora aproximadamente.
  • Sacsayhuaman – La explanada Chuquipampa en la fortaleza de Sacsayhuaman es escenario principal de la representación del Inti Raymi. Este lugar gozó de mucha importancia durante el incanato. La puesta en escena inicia a la 01:30 p.m. y dura casi dos horas.

En la ceremonia ancestral participan un centenar de actores que van entrando al escenario uno a uno; éstos representan las cuatro comunidades incas quienes, al compás de música ancestral, entran danzando con sus vestimentas típicas y coloridas. Después de esta antesala entra triunfante en andas el “Inca” acompañado de su séquito y de otros dignatarios.

Mientras suenan los pututus, cornetas y quenas, el “Inca” se pone de pie y con sus brazos extendidos invoca al Sol en un momento muy solemne, antes de dar la orden para el sacrificio de una alpaca (actualmente esto es simulado) ofreciendo su corazón al sol en el mismo momento que es prendido el fuego sagrado, mientras las mujeres escogidas reparten zancu o pan ceremonial y chicha.

Es una fiesta llena de colorido y espectacularidad que cada año atrae visitantes de todo el mundo, quienes junto al público autóctono, presencian desfiles que rememoran la cultura inca con danzas, música e indumentarias típicas de la civilización predecesora.

Desde su instauración en 1944, esta fiesta se ha convertido en un gran evento popular y un gran atractivo turístico.

El objetivo es revalorar la cultura de los antepasados incas así como motivar a los turistas a visitar el Perú. Todos los años se espera la participación de más de 700 artistas en escena y más de 100 mil espectadores entre turistas y lugareños.

Pero no podemos dejar el Cusco sin visitar lugares únicos e imperdibles. Aquí dejo algunos de ellos:

Complejo de Machu Picchu, fue el centro religioso, político y cultural más importante del imperio incaico, descubierto en 1.911 por Hiram Bingham (1875 – 1956) responsable de hacer pública la existencia de la ciudad incaica. Fue un explorador y político estadounidense. 
La Ciudad Inca está dividida en dos grandes sectores: el agrícola, con una vasta red de andenes o terrazas artificiales, y el urbano, con bellas construcciones como el Templo del Sol.

Plaza de Armas, allí se encuentran dos lugares que no podes perderte: la Catedral de Cusco y la Iglesia de la Compañía de Jesús. La Catedral con una mezcla de estilos barroco, gótico y plateresco tiene en su interior varias maravillas como las capillas, el altar mayor y la sacristía.

Al lado de la Catedral, se encuentra la Iglesia de la Compañía de Jesús, una de las iglesias barrocas más bonitas de Perú en la que además de observar su impresionante fachada, merece la pena entrar para ver el altar mayor, los 4 altares de cedro y el púlpito dorado.

San Blas, barrio situado en el centro histórico; allí encontraras calles estrechas y empinadas de adoquines, las antiguas casas coloniales transformadas en algunas ocasiones en tiendas y talleres artensanales.

También se encuentra en el barrio mencionado, la Iglesia de San Blas, la más antigua de la ciudad construida sobre un templo inca a la que merece la pena entrar en su interior para ver su fantástico púlpito de madera tallada.

Convento de Santo Domingo fue fundado sobre los cimiento del famoso “Inti cancha” por el año de 1534. El actual Templo y Convento de Santo Domingo, están construidos sobre el Templo del Sol y el Qoricancha respectivamente.

El Templo Católico se ha erigido pues sobre el mismo Templo Incaico, como para demostrar la destrucción y anulación del culto antiguo, hoy viene a ser el ábside del templo dominicano.

Calle Loreto, situada en el centro histórico, es la más interesante de la ciudad al poder apreciarse con más claridad el contraste de las construcciones incas y coloniales. Es una auténtica obra de arte donde los grandes bloques de piedra encajan perfectamente como en un rompecabezas.

Mercado de San Pedro, el más antiguo y conocido de la ciudad. Este mercado también llamado Mercado Central, en su interior podrás ver puestos de todo tipo de productos típicos; también es un buen lugar para comprar artesanía y probar platos típicos locales en alguno de los puestos de comida.

Valle Sagrado, situado a 15 kilómetros de Cusco. Entre los lugares imprescindibles que ver en el Valle Sagrado se encuentran:

  • Pisac: las impresionantes ruinas incas situadas en un colina, las terrazas de cultivo y el mercado de artesanía, son razones suficientes para visitar Pisac.
  • Ollantaytambo: ésta es una de las obras maestras de la arquitectura inca en el que destaca un enorme complejo de varias plantas construido sobre dos montañas que tenía funciones defensivas, religiosas y administrativas.
  • Moray: en este lugar puedes ver unas perfectas terrazas circulares que habrían sido utilizadas por los incas para hacer experimentos con diferentes cultivos.
  • Salineras de Maras: miles de pequeñas piscinas llenas de agua forman esta antigua mina de sal que te dejarán en la retina una imagen de postal.
  • Chinchero: este pueblo indígena es uno de los más bonitos del Valle Sagrado. No te pierdas la plaza asentada sobre lo que fue un palacio inca y los puestos para comprar artesanías que montan en los alrededores.

Como verán, hay mucho para ver y disfrutar en el Cusco. Sera una experiencia única, así lo describen quienes tuvieron la posibilidad de caminar y contemplar la ciudad del imperio inca.

Fuentes
www.aviatur.com
andina.pe
www.viajeroscallejeros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *