Un recorrido por los festivales de America – Burning Man

Un recorrido por los festivales de America – Burning Man

Llega agosto y partimos a Estados Unidos, asistiremos al festival del Burning Man, saben en qué consiste? Si no tienen idea, aquí estoy para contarles.

Este festival se celebra del 29 de agosto al 5 de septiembre en medio del desierto de Nevada. Alberga a miles de personas que llegan en caravanas para convivir durante una semana y disfrutar de música y diversión. Culmina con la quema de una figura humana de madera de 22 metros de altura (el “hombre en llamas”).

Sin embargo, su historia comenzó en 1986 en una pequeña playa de San Francisco donde nació una vieja costumbre entre amigos de beber a la orilla de la playa y después de algunas cervezas incendiar un hombre hecho de madera y de ahí, quedó el nombre.

En su momento lo que parecía ser una extraña e inocente práctica entre adolescentes, no se pensaba que se convertiría en un evento de magnitudes tan elevadas como lo es ahora.

Tras problemas con la policía de Nevada la sede tuvo que cambiarse de la playa al desierto, debido a que el «Hombre de Fuego» crecía constantemente y existía el peligro de contaminar el área e incendiar los alrededores.

Después de resolver los percances con la autoridad, los creadores del festival decidieron formar un consejo basado en 10 puntos fundamentales para el buen funcionamiento del mismo; los cuales hasta el día de hoy rigen el comportamiento y las acciones dentro de este. Los puntos son los siguientes:

  1. Inclusión radical: todo el mundo es bienvenido sólo necesitan su entrada y seguir las explicaciones del manual de supervivencia.
  2. Regalar: Burning Man encuentra su devoción en el acto de regalar. Se espera que los participantes del festival subsistan a través de una economía del regalo sin esperar nada a cambio.
  3. Desmercantilización: se busca crear un ambiente social fuera de todo proceso comercial, o publicitario; el objetivo es protegerse de la cultura de explotación que, consideran, deriva de estas actividades. Este es un festival sin ánimo de lucro.
  4. Autosuficiencia radical: Burning Man induce al individuo a descubrir sus recursos internos y el valor que uno mismo posee.
  5. Autoexpresión radical: se espera que los participantes se expresen libremente a través del arte, dejando la ropa a algo opcional y el nudismo es practicado comúnmente.
  6. Esfuerzo comunal: promover la producción y protección de la comunidad, basándose en los valores de cooperación, colaboración y ayuda mutua.
  7. Responsabilidad cívica: los participantes deben actuar de acuerdo a la ley local, federal y estatal y asumir la responsabilidad por sus acciones dentro del festival.
  8. No dejar rastro: no dejar ninguna huella ni rastro de que se haya producido evento alguno en la región; los asistentes deben tener cuidado de no dejar basura o de recogerla en caso de encontrarla.
  9. Participación: la gente debe participar en toda actividad y no limitarse a solamente a observar desde lejos.
  10. Inmediatez: la inmediatez es la piedra angular de la cultura del festival, se busca superar las barreras que existen entre el mundo y reconocernos a nosotros mismos y a la realidad que nos rodea.


Hoy en día la celebración del Burning Man cuenta con presentaciones de música electrónica de todo tipo que contrastan con la temática pagana que se percibe en los alrededores, además de las exposiciones de arte que corren por parte de artistas internacionales y en gran parte, por los asistentes del evento.

Edición tras edición crece en capacidad, extensión y asistencia. A la fecha, el Burning Man recibe casi 70.000 asistentes de todas partes del mundo.

Cuentan sus seguidores que asistir a este festival es viajar hasta el desierto para involucrarse y formar parte de una comunidad experimental que pone a prueba a sus miembros para expresarse y depender de sí mismos, a un nivel que no sería posible encontrar en nuestra vida cotidiana. Por eso, cada participante debe decidir cómo va a aportar y lo que va a dar a esta comunidad.

Larry Harvey, fundador del proyecto “Burning Man”, sostiene que el arte es una parte inevitable de esta experiencia. En consecuencia, lanza un tema diferente cada año, para fomentar un vínculo común y ayudar a vincular la contribución de cada individuo de una manera significativa. Los participantes son animados a encontrar en ellos mismos una manera de ayudar a que el tema cobre vida; ya sea a través de música, instalaciones de arte a gran escala, móviles personalizados, regalos para intercambiar, disfraces, o cualquier cosa que atraiga en consecuencia.

Chu Uroz es un concept designer español y presidente de la organización ModaFAD y cuenta en una entrevista su experiencia: “el impacto del Burning Man es tan profundo, que se ha creado una verdadera cultura a su alrededor”.

En la nota, comenta que es un festival motivado por una comunidad, con un tema nuevo cada año y organizado por campamentos temáticos. Además, señala que hay que ir preparado. El asistió con un grupo en un motorhome totalmente equipado de comida, pack con agua, gafas anti-ventisca y máscara para no sufrir tanto durante las constantes tormentas de arena, también es indispensable llevar bicicleta para moverse por el desierto, es decir, hay que llevar todo lo necesario para estar en el evento.

Le preguntan en que consiste en festival a lo que responde: “Si es tu primera vez, al llegar tienes que tocar el gong de iniciación. Luego todos los “Burners”, que es como se les conoce a los asistentes del festival; construyen su propio campamento con todos los miembros de su comunidad. El día transcurre explorando otros campamentos para situarse en “la playa” y por la tarde después de la puesta de sol comienzan las “raves”, performances, deportes tipo skate con vela, etc. Por la noche, empieza el mundo lumínico! Autocares, construcciones y todo tipo de móviles gigantes llenos de luces led y siempre con equipos de sonido y puro fuego generado por el gas propano. Finalizando diciendo que la organización recomienda que también costumices tu bicicleta con luces para circular de noche”.

Para finalizar el evento, se quema una gigantesca escultura de madera con forma de hombre (Burning Man). La quema de este templo se hace en completo silencio. Es un ritual dedicado a todas las personas que han fallecido. Durante la semana se dejan notas y fotos dentro del templo, una forma de que al ser quemados exista algún tipo de conexión espiritual.

Como verán que hay festivales para todos los gustos; la verdad que este es diferente ya que la participación de los asistentes es lo que conforma el festival, pareciera que la quema del burning man es sola una excusa. La idea principal es un viaje espiritual y de una miranda introspectiva compartida.

Si me preguntaran si asistiría al festival, mi respuesta seria que voy a pensarlo. Pero sin dudas, será una muy buena experiencia asistir por lo menos una vez en la vida.

Quizás, uno tiene sus limitaciones a lo distinto pero habría que aminarse a saltarlas.

Les dejo la dirección para quien tenga ganas de interiorizarse mas sobre el festival: www.burmingman.org

Fuentes
coolhuntinglab.com
warp.la/editoriales
www.cuandopasa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *