Ángela Restrepo, Microbióloga Colombiana

Ángela Restrepo, Microbióloga Colombiana

Nació en Medellín y se graduó de técnica de laboratorio del Colegio Mayor de Antioquia, en una época en que las mujeres estaban destinadas a casarse y cuidar a los hijos e hijas.

Posteriormente, hizo su doctorado en micología en la Universidad de Tulane, en Francia.

También fue doctora en microbiología y directora científica del Centro para Investigaciones Biológicas en Medellín, Colombia.

Su vocación comenzó cuando a sus 7 años vio un microscopio por primera vez.

Julio Restrepo Arango, su abuelo, fue uno de los primeros médicos graduados de la Universidad de Antioquia, tenía una botica en el portón de la casona del barrio Prado donde atendía a pacientes y vendía los remedios que él mismo preparaba.

Allí, Angela pasaba por el corredor y veía en la vitrina un aparato de metal dorado, brillante y pesado, con una lupa y un espejo; preguntaba la pequeña – qué es eso y para qué sirve.

Ese hecho, era la oportunidad para recordar a su abuelo y también le servía para que sus estudiantes aprendieran a ver, como ella vio, la inmensidad en lo más pequeño.

El aporte más destacado fueron sus investigaciones alrededor de los hongos, especialmente de la familia Paracoccidioides spp, que produce una enfermedad llamada paracoccidioidomicosis, a veces confundida con la tuberculosis, ya que presenta síntomas similares.

Pero además, en todos los campos de la ciencia dejó nuevos conocimientos, especialmente en la línea de micología. Ella mejoró la manera en la que se hacen diagnósticos, las metodologías; en cómo entender las presentaciones clínicas de las enfermedades; en la epidemiología, ayudó en ensayos y protocolos de nuevos medicamentos», comentó el profesor Ángel González Marín, docente con posdoctorado en Micología Médica y joven investigador de La Doctora, ahora dedicado a estudiar el paracoccidioidomicosis en la Escuela de Microbiología de la Alma Máter.

Según pude encontrar en diferentes páginas, estudió ese hongo en sus últimos 60 años. Aunó fuerzas con un gran número de alumnos y colaboradores para incursionar en todos los campos de esa enfermedad. En los mejores libros de microbiología y toneladas de publicaciones internacionales en inglés de alto impacto, siempre fue la investigadora y autora de los artículos que trataban de esa enfermedad», comentó Juan Guillermo Mc Ewen Ochoa, fundador (1991) de la Unidad de Biología Celular y Molecular de la Corporación para Investigaciones Biológicas —CIB— e investigador de la Facultad de Medicina de la UdeA, donde ahora se dedica al estudio de este hongo.

Luego de una trayectoria profesional destacada por publicaciones, estudios y con varios reconocimientos nacionales e internacionales encima, fue llamada en 1993 a integrar la primera Misión de Sabios, un grupo de intelectuales que tenía como tarea construir una hoja de ruta para la educación, ciencia, tecnología e innovación en el país de cara al siglo XXIElla fue la única mujer entre 10 comisionados.

Restrepo pensaba que Colombia tenía una riqueza muy grande e inexplotada en jóvenes que podrían convertirse en investigadores del futuroComo parte de los aportes en la Misión de Sabios, Restrepo Moreno buscó estudiantes con aptitudes para la investigación. Para ello usó el método psicotécnico de entrevistas 16 factores de personalidad, 16 PF, un cuestionario tradicionalmente usado por empresas para la selección de empleados; basándose en esos resultados ella y su equipo encontraron que el 10 % tenía aptitud para la ciencia. «Lo que buscábamos era encontrar a ese individuo que podía cruzar montañas solo, sin guía ni mapa»,

El decano de la Facultad de Medicina de la Antioquia dijo “Ángela Restrepo es ejemplo de una vida con responsabilidad social, académica y científica. Tiene que permanecer como un símbolo y una representación universitaria de lo que debe ser un académico para muchas generaciones».

Antes de su fallecimiento, dejó por escrito en su testamento que, como un acto simbólico de esa historia que la llevó a ser científica, le donaría el microscopio de su abuelo a la Facultad, a la que estuvo vinculada durante la mayor parte de su carrera.

 

Fuente
www.udea.edu.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *