Diferencia entre novela y relato

Diferencia entre novela y relato

Si nos preguntan qué diferencia hay entre estos dos géneros, lo más probable será decir que el relato es más corto que la novela. Pero hay más diferencias que esas. Está claro que leemos los que nos gusta, lo que nos interesa; independientemente de la cantidad de palabras que cada género tiene.

Sin embargo; creo que por curiosidad uno quiera saber qué características tienen los géneros que elegimos para disfrutar de un momento de lectura.

Según el autor Alejandro Marcos quien escribió sobre el tema en la página web consultada, cita a Cortazar al decir “en relato se gana por KO, mientras que en la novela se gana por agotamiento”.

La primera característica, es puramente externa, que diferencia un relato de una novela es la extensión. Pero cuando un texto deja ser microrrelato para convertirse en relato?  Cuando la novela es corta?

Según la página consultada, sostiene que no se puede establecer un criterio objetivo de distinción entre relato y novela basándonos en el número de páginas o de palabras; aunque está claro que un texto de 500 páginas será una novela y que uno de 3 será un relato; aunque  una novela (corta) y un relato pueden tener treinta páginas.

Por ese motivo, hay que hacer otros análisis:

Argumento: en un relato, por lo general, suele centrarse en un suceso o acontecimiento único en la vida de un único personaje. Es decir, narra en pocas escenas lo que le ha sucedido a un único personaje; se encuentra una sola trama principal que vendrá producida por un deseo y un conflicto y que, finalmente, provoca un cambio en el personaje. Sin embargo, en una novela se pueden narrar muchos acontecimientos de varios personajes y en ellas son típicas las tramas secundarias.

Personaje protagonista: en el relato el cambio será mínimo, a veces, incluso, solo estará sugerido. Esto se debe a todo lo que hemos dicho antes; si un personaje vive un solo acontecimiento y se narra en un espacio limitado, costará creer que eso le ha provocado un cambio profundo en su forma de ser o de pensar. Mientras que en la novela el cambio suele ser más pronunciado o evidente, sobre todo las novelas largas.

Sin embargo, en una novela, el lector puede observar cada una de las peripecias que harán que el personaje vaya poco a poco cambiando o que tengan cambios radicales, todo ello conforme lo que el escritor quiere mostrar.

Recursos estilísticos: en el relato suele haber más escenas, aunque es evidente que las escenas y las secuencias vamos a encontrarlas en abundancia en ambos géneros. En la novela suelen darse más elipsis (es un recurso que se emplea en la literatura a fin de evitar las repeticiones innecesarias, dar mayor énfasis a un segmento de la oración, generar mayor fluidez y ritmo, sin que sea afectada la construcción gramatical de la misma) y disgresiones (es una técnica narrativa que consiste en un cambio temporal del tema en el curso de un relato, y más generalmente de un discurso, para evocar una acción paralela o para hacer intervenir al narrador o al autor).

Las características señaladas en el artículo, son generales. La idea fue acercarnos a estos géneros literarios para comenzar a despunta el vicio de la lectura.

Según el autor citado “lo importante es que tengamos el control de lo que escribimos y que el producto final se parezca lo más posible a aquello que nos hemos imaginado en nuestras cabezas”.

 

Fuentes:

escueladeescritores.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *