El Teatro Kabuki

El Teatro Kabuki

El Kabuki es una forma de teatro tradicional del Japón que surgió en la época Edo, al principio del siglo XVII y que era particularmente popular entre los habitantes de las ciudades. Se cree que el origen de este tipo de teatro surgió de las danzas y el teatro ligero que representaban las geishas en Kioto. 

También señalan que este arte surgió de la necesidad de crear su propio entretenimiento, ya que permanecieron durante un largo periodo aislados del resto del mundo.

Este teatro tiene características especiales porque solo hay actores masculinos que representan papeles masculinos y femeninos; una tradición que hoy perdura; aunque originalmente actuaban hombres y mujeres; son actores masculinos especializados en papeles femeninos que se llaman onnagata y existen otros dos grandes tipos de papeles: el aragoto (estilo violento) y el wagoto (estilo suave).

La cuestión más característica del kabuki son los onnagata, hombres interpretando papeles femeninos, por eso los papeles destacan tanto. Sin embargo, no es que los ellos imiten literalmente a las mujeres, si no que buscan representar la esencia femenina.

En el kabuki las obras buscan destacar el talento de los actores y estrellas presentes. Cada actor pertenece a una familia de actores, generaciones enteras dedicadas a lo mismo, y cada familia tiene un estilo particular de actuar.

Las obras de Kabuki tratan de acontecimientos históricos y conflictos morales en las relaciones amorosas. Los actores hablan con voz monótona y están acompañados por instrumentos tradicionales.

Otros elementos que se tienen en cuenta son:

  • El escenario que está equipo con varios dispositivos, como plataformas giratorias y trampas a través de las cuales los actores pueden aparecer y desaparecer.
  • La pasarela (hanamichi) que se prolonga hasta donde se encuentra el público.
  • El maquillaje (kumadori), los intérpretes se pintan la cara de blanco con líneas de colores y ojos muy negros. Los colores y diseños varían según el personaje interpretado y la personalidad del mismo. Por ejemplo, el color rojo suele ser usado para simbolizar virtud, pasión o poder sobrehumano; mientras que el azul es malo, expresa tendencias negativas, como la envidia o el miedo.
  • La vestimenta usada depende completamente del tipo de obra, en una histórica se llevan enormes túnicas bordadas y largas pelucas para asemejar una época mucho más atrás, mientras que en las domésticas se suele usar la ropa que se llevaba comúnmente en el Periodo Edo.
  • El instrumento principal del kabuki es el shamisen de tres cuerdas. La música se divide, según la obra y el personaje, está la música lírica, llamada “nagauta” que significa canción larga. También se utilizan varios tipos de música narrativa, donde el que canta está acompañado de hasta tres shamisen y a veces otros instrumentos como los tambores y las flautas.

Desde 1868, cuando el Japón se abrió a la influencia occidental, el teatro Kabuki fue adaptándose del estilo clásico al moderno.

Será una experiencia única asistir a una función de teatro kabuki, ya que no tiene comparación con otro tipo de teatro.  Desde 2008 forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

 

Fuentes

ich.unesco.org
ikigaimatsuri.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *