29 de abril – Día del Animal

29 de abril – Día del Animal

Sabiendo que nuestro encuentro sería en abril pensé que era interesante saber algo más sobre el día del animal.

Según la definición, animal es todo ser vivo que siente y se mueve por su propio impulso, pero que se diferencia de los seres humanos lisa y llanamente por la falta de razón.

Me preguntaba si es tan así. ¿Quién hace mas animalidades, nosotros o los animales?, la verdad fue contundente, por lo menos para mí: nosotros, en muchas ocasiones.

Pero la idea de este articulo tiene un doble propósito, conocer a quien se ocupo, preocupo y se desvivió por esos seres vivos que nos hacen tan felices y, por otro lado, tomar conciencia, en la medida que nuestra capacidad lo permita, de que esos seres vivos establecen un lazo de afecto con nosotros, que debemos respetar su hábitat y defenderlos de quienes los maltraten.

El 29 de abril se festeja en la Argentina el “Día del Animal”. Sin embargo, pocos saben por qué se eligió este día para celebrarlo; dicha fecha se asocia con la muerte de Ignacio Lucas Albarracin; se preguntarán quien fue y yo les contaré que fue uno de los fundadores de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales, quien murió un 29 de abril de 1926.

El doctor Albarracín fue abogado y durante más de cincuenta años primer secretario y presidente de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales. Además, impulsó la Ley Nacional de Protección de Animales, en la que quedaba establecido, por primera vez en la historia argentina, la obligatoriedad de brindar protección a los animales para impedir su maltrato y su caza.

Su objetivo de vida, y por el que lucho hasta su muerte, fue la necesidad de defender a todos los animales, entendiendo que aun aceptando su inferioridad con respecto al hombre no había necesidad de martirizarlos, castigarlos o gozar de su dolor.

Albarracín inició su cruzada contra la doma de potros, la riña de gallos, las corridas de toros, la crueldad en la matanza para faenar animales, el tiro a la paloma, la protección a los equinos de tiro (logrando la obligación de colocarle protección en la cabeza en los días de verano), en fin, un sinnúmero de cosas en las que trasuntaba su amor a la naturaleza y el culto civilizado de la vida. Asimismo, condenó el oprobio de los zoológicos que priva de la libertad a las águilas, que degenera el impulso natural de felinos y enferma de nostalgias indecibles a todos los demás animales.

A nivel internacional, en el año 2003 la Sociedad Mundial para la Protección Animal propone la «Declaración Universal sobre Bienestar Animal» (DUBA) que es una propuesta de acuerdo inter gubernamental que persigue la aprobación de la Organización de las Naciones Unidas con la finalidad de reconocer que los animales son seres capaces de sentir y sufrir, y promueve su bienestar, su respeto y la finalización de los actos de crueldad hacia ellos. Esta iniciativa es apoyada por organizaciones como la Humane Society of the United States (Sociedad Humanitaria de los Estados Unidos y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declaró su apoyo a la DUBA en 2007.

Pero mas allá de la normativa, qué podemos hacer en concreto, sin caer en discursos vacíos, frases hechas y huecas, simplemente ser conscientes de que nuestro aporte es denunciar el maltrato, colaborar con organizaciones sin fines de lucro que cuidan a los animales; respetar su hábitat; no apoyar actividades culturales ni de entretenimiento donde el centro sean los animales; enseñar a nuestros niños que deben cuidarlos y quererlos pero respetándolos; no creer que porque son de nuestra propiedad podemos hacer lo que queramos con ellos; adoptar con conciencia y con responsabilidad.

Un párrafo especial merecen nuestros caninos y nuestros felinos que tanta alegría nos dan, que siempre están a un nuestro lado, que nos quieren incondicionalmente, que forman parte de nuestra familia; ellos merecen ser queridos, respetados y cuidados.

Para finalizar, el colectivo animal me dice que agradece a quienes lean este articulo y lo difundan; les manda un abrazo de cuatro patas y yo, en nombre de mi pequeño Winston, un fuerte ¡¡guau!!

Fuentes: https://intriper.com/https://www.amfjn.org.ar

2 comments

¡Q nota tan cálida.! Felicidades a los bellos animales q embellecen el mundo. Y a nuestras mascotas q nos acompañan un trayecto de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *