¡Les presento al Príncipe De Gales, un creador de tendencias!

¡Les presento al Príncipe De Gales, un creador de tendencias!

A mi presentación, usted podrán responder “ya lo conocemos”.

“Sí, tienen razón” responderé yo, pero esta vez les presentaré a un creador de tendencias.

Eduardo VIII, investido oficialmente como Príncipe de Gales el 13 de julio de 1911, fue más famoso por abdicar al trono de Inglaterra y por casarse con Wallis Simpson; aunque vale aclarar que fue rey por unos meses hasta que abdicó.

Pero en este artículo, dejaremos los amores de lado y nos concentraremos en su peculiar estilo dandy y muy british, que lo reflejo en varias prendas que hoy perduran en el mundo de la moda masculina.

Para empezar, fue Eduardo VIII quien catapultó el estampado Príncipe de Gales hasta nuestros días; fue el primero en utilizar este estampado en un traje, convirtiéndose inmediatamente en una de sus señas de identidad.

La idea la adaptó de su abuelo, que lo utilizaba cuando iba de caza a Escocia.

El nombre de Príncipe de Gales lo recibe un tipo de diseño de tejido creado con dos colores; los mas utilizados suelen ser el blanco, gris y negro. Aunque, últimamente casi siempre se emplea un tercer color. El estampado utiliza grandes cuadros combinados con otros cuadros más pequeños en pata de gallo. En la actualidad se pueden acompañar o sustituir por otros colores.

El nacimiento del estampado Príncipe de Gales se remonta al siglo XIX de la mano de los grandes terratenientes escoceses. La misma élite que había popularizado el golf, necesitaba un motivo distintivo para vestir a sus trabajadores ya que no podían hacerlo con tartán, este solo reservado para los grandes clanes.  

También fue pionero en la utilización de los agujeros (también llamado picado) en los remates de algunos diseños de zapatos.

Dicha práctica fue copiada de los campesinos irlandeses, que consistía en agujerear sus zapatos húmedos para conseguir un secado más rápido, Eduardo VIII los adaptó a su calzado y los popularizó enormemente al aparecer con un par de “brogues” en un partido de golf.

Otras de las licencias atribuidas al Príncipe y asimiladas como estándares de la moda actual son:

  • La creación del cuello de camisa Windsor y el nudo de corbata del mismo nombre.
  • La utilización de calcetines de colores y estampados llamativos
  • El uso de la raya al medio y la botamanga en el pantalón.
  • Los sacos cruzados fueron una de las señas de afinidad con el Principe de Gales.

Además, creó la moda de usar el blazer cruzado, combinado con un pantalón de sport de distinto material y color, dando lugar una mezcla muy habitual en el guardarropa actual.

En conclusión, el Príncipe no fue Rey de Inglaterra por mucho tiempo, pero sí lo fue de la moda masculina.

https://www.corbataslester.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *