Por qué “Bibianaconbelarga”

Por qué “Bibianaconbelarga”

En la vida todo tiene su historia y el nombre del blog, también.

Sucede que cuando yo iba a nacer, no había ecografías de ninguna dimensión, así que mi mamá tuvo tiempo para pensar, repensar, cambiar, elegir, comparar y decidirse por un nombre, que no es poco.

Con el segundo nombre, no había problema, me llamaría Lucia.

Pero volviendo al nombre en cuestión. Entre las alternativas estaba Silvia pero fue descartado porque mi prima nació primero y se llamo así; luego vino Leticia pero, en esos años había una marca de fideos que se llamaba de esa manera y mamá pensó que no era una buena idea.

Siguió con la lista hasta que llegó al nombre “Bibi”, ella quería que papá me anotara así y con “be larga” porque consideraba que sonaba mas dulce; se olvidó del pequeño detalle que estamos en Argentina y que no distinguimos la “b” de la “v”, pero de ilusión también se vive.

Llegó el momento del nacimiento y de ir al registro civil a anotarme. Mamá Le había dicho a mi padre que si no podía anotarme Bibi, ella pensaría otro nombre.

Papá llegó al Registro Civil, sugirió Bibi y la respuesta fue obvio: “señor, no se puede”, papá decidió no llamar a mamá y me anotó sin pensarlo “Bibiana”.

Cuando llego a casa, se imaginarán que se armó un “tole-tole”, pero ya estaba hecha la inscripción. Mamá enojada y papá lo resolvió enseguida, le dijo “decile Bibi y listo”.

El inconveniente es que desde que tengo uso de razón, debo siempre aclarar que mi nombre es “Bibiana con be larga las dos veces”.

Un poco en broma un poco en serio, le reprochaba a mamá que me acordaría por ella hasta el fin de mis días por llevar un nombre tan particular.

Pasaron los años y cuando surgió la idea del blog y del nombre que llevaría, mi marido me dijo que debía llamarse “bibianaconbelarga”, que es casi un marca registrada en mi vida y así fue. Mamá está enferma y no entiende mucho pero cuando le conté cómo se llamaría el blog se sonrió.

En conclusión, otra vez le debo el nombre a ella, y ella, nuevamente, asiste al nacimiento de esta “Bibiana” que hoy les presento. Deseo que ustedes, y ella, me acompañe por el tiempo que sea.

6 comments

Encantadora reseña del nombre. Alguna coincidencia con mi nombre que no es mi nombre , pero todos lo conocen y no no conocen mi verdadero nombre.

Viviana
una anecdota que finalmente vio la luz, tuvo que esperar unos años pero llego el dia !!

Cordialmente
Bibiana

Cintia
Gracias por las felicitaciones a este emprendimiento personal, que me gusta hacerlo y los disfruto
No cualquiera tiene una historia tan particular del nombre !!

Cordialmente
Bibiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *