¿Por qué los vestidos de novias llevan cola?

¿Por qué los vestidos de novias llevan cola?

Es difícil decirle no, a la cola del vestido. Les cuento que en mi primer vestido tuvo una cola relativamente discreta “cuasi” desmontable; en el segundo fue, simplemente discreta, una cola de corte.

Pero la cola, como todas las cosas, tiene su historia.

Comenzó a usarse en la época medieval, con el fin de que los posibles “raptores de novias” no pudiesen alcanzar su cometido ya que, la cola de novia iba barriendo las huellas camino al altar y no serían encontradas.

Ya en la edad victoriana (época del reinado de Victoria de Inglaterra) la cola paso a tener otro motivo y este simplemente marcaba el status de la novia. Las telas blancas nobles, como la gasa, la seda o el encaje eran excesivamente costosas, por lo tanto, caminar hacia el altar seguida de una cola de varios metros de esos géneros era un signo de riqueza.

En la actualidad, significa prosperidad en todos los aspectos para el matrimonio y se tiene la creencia de que más larga es, más abundancia habrá.

Pero hay un detalle que no es menor y es la incomodidad de llevar una cola larga toda la noche – si hay fiesta – o en su defecto hay que pensar en una cola desmontable. Por eso, actualmente, no todas las novias eligen utilizarla.

Sin embargo, está en el imaginario colectivo que el vestido de novia tiene cola. Es por eso, que invito a conocer los diferentes modelos:

Cola watteau

Nace en la espalda o en los hombros, pareciendo una capa; con respecto a la longitud, la cola puede ser de la misma longitud que el vestido o prolongarse un poco más allá. Este tipo de cola suele ser de tela ligera, para aportar movimiento al look de las novias más diferentes, modernas y que se atreven a romper con su estilismo.

Cola real

La longitud, aquí es fundamental y, para ser una reina o una princesa se debe tener una cola de más de 3 metros de largo, es decir, que abarca gran espacio. Dos datos más: se necesitan damas de honor para que ayuden y una catedral o una iglesia, que tenga un pasillo considerable para lucir semejante cola.

Cola de catedral

Sería como la hermana menor de la cola real; es decir, una longitud alrededor de 2 metros, también es una cola elegante y con estilo. Para no ser menos, aquí también se puede pensar en algunas damas de honor para que puedan sujetar la cola.

Cola de capilla

La cola alcanza el metro o metro y medio de longitud, fusionando así la comodidad y la sencillez de las colas más cortas y la sofisticación y la elegancia de las más largas. Aquí, prima la comodidad porque no necesitas damas de honor para que te ayuden.

Cola de corte

Este tipo de cola mide más de 30 cm y menos de un metro de longitud, por lo que es la cola más corta de todas y también suele ser muy habitual en las ceremonias más clásicas. Esta cola es ideal si quieres llevar un mínimo de arrastre, pero yendo relajada y sin sentir que te cuesta caminar debido al peso de esta.

Cola barrida

Este tipo es el más sencillo, corto y básico entre las colas de vestidos de novia, ya que tiene el corte justo para cubrir los pies del a novia. La opción ideal para aquellas que no quieren llevar más de 30 cm de arrastramiento. Este modelo suele encontrarse en diseños sencillos, como los de corte imperio, y presenta telas de cuerpo ligero.

Cola desmontable

Podes tener una cola majestuosa y luego como por arte de magia, hacerla desaparecer. Es sencillo podes quitarla o podes sujetarla a tu mano, yo creo que hice eso. Lo mejor es que puedas elegir el largo y la forma de enganche: lazo, botones

Como verán, hay para todos los gustos, los presupuestos, los momentos de celebración y los espacios para celebrar. Todo debe pensarse en perfecta armonía entre el glamour y la comodidad.

 

Fuentes
perfectvenue.eu
comunidad.matrimonios.cl

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *