¿Qué es una mancerina?

¿Qué es una mancerina?

Cuando escribí sobre la historia del chocolate, apareció una palabra que nunca había oído y sentí curiosidad por ella.

Fue así que encontré esta historia para compartir; como siempre hay diferentes versiones, tratare de contarles todo.

Una versión cuenta que, cuando el Rey Sol (Luis XIV) se instaló en Versailles tomó la costumbre de enviarles a sus bellas damas una especie de mensaje en clave para decirles que las invitaba a su alcoba.

Saben cual era el mensaje; “el rey la espera en su alcoba para beber juntos una taza de chocolate caliente”, bastante sutil, podríamos decir aunque a esta altura, comprendemos que el chocolate caliente era una mensaje directo y claro.

En aquella época no había redes sociales sin embargo, todo lo que sucedía y se hacía en Versailles se ponía de moda, por lo que dicha bebida se volvió famosa ya que las grandes elites comenzaron también a beber chocolate caliente.

Pero cómo se preparaba y se tomaba ese chocolate; simple. En una cacerola se colocaba agua caliente y luego las pastillas de cacao que se fundían inmediatamente, se le agregaban especias bien aromáticas del tipo canela, nuez moscada.

Una vez preparado, se pasaba la bebida a una “chocolatera”, un simpático elemento similar a lo que hoy es una cafetera, que permitía mantenerlo caliente y gracias a una cuchara vertical que se introducía a través de la tapa, se lo removía para evitar que sus componentes se asentasen en el fondo de la misma.

Y donde se servía, se preguntaran y aquí viene la dichosa mancerina, que no es otra cosa que una especie de taza que podía encastrarse en su plato y que era utilizado por las damas de la corte para evitar que al caminar con sus grandes faldas no las manchasen con chocolate.

Otra versión sobre la famosa mancerina es que la sostiene que dicho elemento fue inventado por Pedro Álvarez de Toledo y Leiva, político y militar al servicio del rey Felipe IV, y que fuera virrey del Perú entre 1639 y 1648 y nombrado marqués de Mancera en 1623.

La mancerina servía para tomar el chocolate y está compuesta por dos partes. Por un lado estaba la taza o vaso donde se sirve el chocolate y otro lado, la mancerina tiene un plato que, por lo general, adquiere la forma de una concha o una hoja, con tal de poder sujetarla por la base del plato con una mano. En el centro se sitúa una pequeña cesta que servía para sujetar el vaso para que no se cayera.

Esta es una pieza generalmente de porcelana, pero puede estar hecha también de metal. Fue una pieza muy utilizada en los ambientes burgueses del siglo XIX, ya que el chocolate se consideraba un lujo.

Además, daba la posibilidad de estar de pié y poder moverse con más facilidad, ya que el vaso estaba sujeto con la cestita. El plato también servía para que los comensales pudieran servirse la bollería o los dulces para mojarlos en el chocolate.

Como se imaginaran el chocolate daba y da para todo; visto siempre como un elemento afrodisiaco fue ganando terreno. Hoy además de ser un ingrediente de la cocina sea dulce o salada; está presente en perfumes, en cremas, en vinos.

Además, es beneficioso para la salud y para el estado de ánimo. Así que, ¡a comer chocolate sin parar!

Fuentes
dle.rae.es
museodelavilladesax.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *