¿Nuestras mascotas pueden tener laringitis?

¿Nuestras mascotas pueden tener laringitis?

A decir, verdad la pregunta que me hice inicialmente fue si los perros que ladran mucho podían quedarse disfónicos; todo fue porque hace unas semanas, mientras esperaba el colectivo para ir a la oficina escucha un perro que ladraba desde un balcón y fue allí cuando me hice la pregunta que formulé anteriormente.

Me puse a investigar un poco y encontré que tanto perros como gatos pueden quedarse disfónicos; ya les cuento.

Si los perros ladran por horas (no quieren quedarse solos, están ansiosos) puede que terminen perdiendo su voz.

También puede ser por bacterias, virus o simple inflamación; descartar que se trate de una causa viral (a raíz de elementos irritantes como el humo, aerosoles, polvo o el frío) o bacteriana, la cual podría provocar más síntomas como fiebre, malestar e incluso dificultad respiratoria, casos que deberemos tratar con la mayor rapidez posible.

En consecuencia, tendrán laringitis o inflamación de las cuerdas vocales.

En el caso concreto de los gatos, el estrés también puede derivar en afonía o laringitis, ya que la ansiedad “puede producir importantes alteraciones en su sistema inmunitario, pudiendo aumentar la susceptibilidad del organismo a sufrir diferentes trastornos”,

En el caso de los perros, los síntomas de laringitis suelen ser bastante claros y evidentes:

  • tos fuerte y seca
  • aparición de moco blanco que puede provocar vómitos repentinos
  • la irritación que dificulta la acción de tragar del animal, provocando que disminuyan sus ganas de comer y de ladrar

En el caso de los gatos, los síntomas serán disfonías o afonía completa a la hora de maullar, que puede también llevarles a no comer lo necesario, debido a las molestias al tragar, al igual que ocurre con los perros.

Si notamos que nuestro perro o gato sufre alguno de estos síntomas, lo mejor será llevarlos al veterinario.
Lo importante aquí, es no dejarse estar. Nuestras mascotas son parte de nuestra familia y por eso, debemos cuidarnos y ocuparnos de ellos.

Fuentes
www.anicura.es
www.cocoymaya.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *