El gorro frigio más que un gorro

El gorro frigio más que un gorro

Con motivo de conmemorar la muerte de Manuel Belgrano en la sección “Día D”, pensé que sería original traer a esta sección “Modales y Costumbres”, el origen del gorro frigio y su significado.
Es una especie de gorro de forma casi cónica de color rojo pero que tiene la punta curvada y está confeccionado en lana o fieltro. Su historia es muy extraña.

Volvamos el tiempo atrás, procede, al parecer, de la región de Frigia, en la actual Turquía.

El arte griego, en el periodo helenístico, lo muestra como atuendo característico de los orientales, aunque también fue usado por Cástor y Pólux, considerados como liberadores de Grecia del yugo extranjero.
Quizá por ese motivo fue adoptado como símbolo por los asesinos que acabaron con el emperador romano Julio César.

En la Edad Media los estudiantes que aprobaban el doctorado se ponían el gorro frigio para representar la obtención de su libertad personal y profesional y el inicio de una nueva vida.

Sin embargo, fue el arte renacentista el que popularizó esta prenda a través de la reproducción masiva de temas clásicos.

En el periodo pre-rrevolucionario francés el gorro frigio tenía una significación social muy específica porque era utilizado por las clases más pobres. Quizá por ello, al representar a las clases más pobres; a partir de 1789 esta humilde prenda, que representaba los ideales de igualdad, libertad y fraternidad de la revolución, sustituyó a los símbolos monárquicos.

La irrupción de Napoleón Bonaparte en la escena francesa hizo que el gorro frigio fuera progresivamente desbancado y casi olvidado porque recordaba la abundante sangre vertida en los patíbulos de la guillotina.
El tiempo conservó su sentido primigenio revolucionario y lo convirtió en un símbolo al que los artistas han recurrido para representar a otras muchas nuevas repúblicas, junto con el ideal de Justicia, que siguió siendo compañero de la República aunque ya no su sinónimo.

Yendo a nuestra historia, este gorro lo encontramos en el escudo nacional, el cual fue usado por las milicias de Belgrano durante las guerras de la Independencia; era el símbolo central de su insignia, un banderín terminado en punta con el que sus tropas se identificaban.

Pero cabe aclarar que fue la Asamblea General Constituyente de 1813 que oficializó su uso. A partir del 12 de marzo de ese año, fue adoptado por pueblos y gobiernos como símbolo de la nacionalidad argentina.

En la historia personal del gorro frigio, simboliza la libertad y justicia en todo su ancho.

Fuentes
confilegal.com
chicos.congreso.gob.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *