Hablemos del dress code

Hablemos del dress code

Ello significa que existe una serie de normas sociales que establecen cual es la forma correcta de vestirse para determinadas ocasiones. Estas normas no están escritas en ningún sitio y sin embargo, la mayoría de las personas las tienen bastante claras. Aun así, hay eventos en los que en la propia invitación indica cuál debe ser el dress code a seguir.

Obvio que no es lo mismo vestirse para ir a la playa que para ir a una boda pero también, en algunas ocasiones son los detalles los que marcan la diferencia.

Hay dress codes que son básicos. Hoy, los vamos a repasar o a aprender; uno nunca sabe cuando debe ponerlos en uso. Los nominados son:

White Tie

Es la etiqueta más extrema, la más formal. Exige lucir tus mejores galas para un look de noche.

Las mujeres pueden sacar los tules, los encajes, las telas trabajadas, las transparencias, la pedrería y ese vestido de noche largo hasta el suelo. Además, zapatos o sandalias de taco alto, bolso pequeño y profusión de tiaras y joyas.

En el caso del hombre, las opciones permitidas son el frac que se usa para la noche o el chaqué por el día.

Este código es básicamente para las celebraciones de las casas reales y de la alta sociedad.

Eventos para lucirse: la Gala del Met en Nueva York; cenas de Estado; gala de entrega de los Premios Nobel, Baile de la Ópera de Viena, el Baile de la Rosa en Monaco.

Black Tie

Etiqueta simple. La idea es vestir elegante para un evento también de noche. La mujer debe ir con vestido largo y con estilo, tacos y accesorios que añadan un plus de elegancia.
Los hombres tienen que decantarse por el esmoquin, es decir chaqueta; camisa blanca de cuello pajarita, fajín o chaleco claro u oscuro; corbata o pajarita; pantalón negro y zapatos negros.

Eventos para lucirse: Bodas, galas o eventos nocturnos, recepciones oficiales, entrega de los Oscar.

Formal

Para eventos de noche y elegantes, sin llegar a la etiqueta. Un look femenino apropiado pasaría por un vestido largo de tela fina, sandalias altas y algún accesorio como un clutch.

El hombre tiene que optar por un traje y corbata, con acabados distintos a los que utilizaría de día.

Cocktail

Es el dress code adecuado para un evento formal de día, de tarde o incluso en algunos casos, de noche. Para la mujer, lo más recomendable es un vestido por las rodillas y zapatos de taco medio o alto, aunque también se puede optar por una falda en combinación con una blusa que aporte distinción.

El hombre tendría que ir de traje, siendo opcional ponerse corbata.

Recuerde la regla de oro: antes de las 18 h. se emplean colores claros; después de esa hora, oscuros, por ello un vestido negro a la rodilla nunca falla. El horario del cocktail es aproximadamente entre las 19 y 21 hs.

Casual

En este no hay demasiadas reglas, solo hay que tener sentido común. Para ello hay que fijarse en dónde y cuándo es la celebración. Tanto en el caso de los hombres como de las mujeres se pueden admitir unos jeans, que ellas combinarían con accesorios que reflejen su personalidad, y ellos con una camisa de mangas cortas o un polo, por ejemplo. No se trata de ir descuidado sino de ser uno mismo.

Eventos para lucirse: In partido de fútbol, una cena con amigos.

Business casual

Es el que se aplica en el entorno laboral. Para las mujeres es una suma ganadores falta lápiz y blusa y para ellos bastara con unos pantalones de traje y una buena camisa. Si se indica un smart casual se puede añadir al look algún detalle a la moda.

Eventos para lucirse: Reuniones de trabajo y presentación ante nuevo trabajo.

Vale la pena aclarar que uno puede vestirse sin tener en cuenta este código de vestimenta; que las categorías descriptas son simplemente normas aceptadas socialmente aunque en algunas ocasiones no hay chance de no cumplirlas.

Fuentes
www.hedonistas.com
www.revistavanityfair.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *