Historia de la Cuchara

Historia de la Cuchara

En la primera nota de esta sección, escribí sobre la historia y el origen del tenedor; hoy me pareció necesario continuar con los cubiertos ya que, en un abrir y cerrar de ojos llegaran las fiestas y las celebraciones de fin de año y serán imprescindibles para comer.

Por eso hoy, hablaremos de la cuchara. Pero la pregunta del millón es quien la invento, lo podremos saber.

La cuchara se inventó en la prehistoria, en concreto, en el periodo Neolítico. Probablemente las primeras cucharas de la historia estaban talladas en hueso, cuerno o madera.

En Babilonia y Egipto ya se usaban cucharas en el año 3000 a.C. De éstas, se han encontrado restos en los templos, relacionadas con las divinidades y su uso en la vida estaba limitado a las clases altas.

La cuchara más antigua encontrada en América corresponde a la cultura olmeca. Se trata de un objeto largo acanalado del siglo IX a.C., que pudo haber dado origen a las primeras cucharas prehispánicas.

La cuchara entra en la Antigua Grecia, en el siglo III a.C., primero entre la nobleza y poco a poco, con el paso de los años, se fue popularizando entre las clases más populares.

En la Antigua Roma se usa una cuchara pequeña, a la que se asigna el nombre de su medida de capacidad, cochlcare, un centilitro, estrecha y puntiaguda, de donde derivará la palabra cuchara.

Por su forma, era usada para romper y vaciar huevos y para vaciar mariscos y caracoles. Con el tiempo, aparece en numerosas formas y con muchos nombres:

  1. La cochlcare, un centilitro, estrecha y puntiaguda.
  2. La trulla, de un decilitro, era casi un cazo.
  3. La lígula, mediana, se usaba para sopas y purés.

Entre los pobres se hacían de tierra cocida, madera, cuerno o pan, y a medida que se ascendía en el escalafón social podían ser de bronce, estaño, plata y oro con formas caprichosas y joyas incrustadas.

En la Edad Media, gustan de añadir formas de animales en el mango, como solían hacer en la antigua Persia, con cabezas y garras de leones y dragones, o también en forma de pezuñas de ciervo o macho cabrío.

En la Europa medieval las cucharas de madera comenzaron a ser reemplazadas por variantes metálicas más duraderas sólo en el siglo XV, por supuesto sólo en los círculos más altos de la población.

La primera mención de la cuchara en Inglaterra viene de 1259, como parte de los relatos de vestuario del Rey Eduardo I. En aquellos tiempos medievales, las cucharas se usaban no sólo como un medio de alimentación sino como una marca de riqueza y poder. La coronación de cada rey de Inglaterra era seguida por el ritual de la unción con la cuchara especial.

Durante los siguientes períodos del Renacimiento, Barroco y la época victoriana, la cuchara recibió muchos cambios de diseño, recibiendo finalmente su actual aspecto moderno a veces a finales del siglo XVIII.

En los tiempos modernos, las cucharas tienen muchos usos en nuestra industria alimentaria. No sólo sirve como una herramienta perfecta para consumir alimentos líquidos o semilíquidos (sopas, guisos, helados, etc.), sino que es muy útil como herramienta para medir, mezclar, revolver y revolver ingredientes que son muy pequeños o en forma sólida y polvorienta.

Como verán, este cubierto fue evolucionando en cuanto a los materiales pero la forma no ha cambiando mucho a lo largo de su historia; su diseño consiste en un pequeño cuenco poco profundo (con forma ovalada o redonda) que está conectado a un extremo de un mango.

Actualmente entre los tipos de cucharas mas comunes encontramos:

  • Cuchara de servicio: de grandes dimensiones y pala muy ancha para servir guarniciones y otros acompañamientos.
  • Cuchara de consomé: de pequeñas dimensiones y de concavidad más ancha. Para tomar consomés y caldos.
  • Cuchara de postre: creada en un tamaño medio; se utiliza para comer platos dulces.
  • Cuchara de frutas: tiene la punta o los dientes afilados, para facilitar el tallado de varias frutas (naranja, pomelo, uvas, melones, etc.).
  • Cuchara de helado: tiene un mango muy largo para llegar al fondo del vaso de helado y comer alimentos líquidos o semilíquidos como coberturas de helado, flotadores, gelatina, etc.
  • Cucharita de café: la más pequeña, sólo para servir el azúcar y revolver el café o infusiones.

Ya falta menos para completar los cubiertos básicos para nuestras próximas fiestas, en el próximo encuentro hablaremos del cuchillo.
Ahora a tomar la sopa !!!

Fuente:
curiosfera-historia.com
www.cubiertos.online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *