Tipos de tenedores

Tipos de tenedores

Recuerdan que en otro artículo habíamos hablado del origen del tenedor.

Hoy hablaré de los distintos tipos de tenedores, aunque en la actualidad si quisiéramos tener toda la variedad de tenedores no tendríamos lugar suficiente, eso creo.

Pero podemos descubrir aquellos que nos faltan en nuestro juego de cubiertos. Allá vamos:

  • Tenedor de mesa: el que la mayoría de las personas tiene en su casa y el primero que se encuentra en los bazares, es el más conocido y utilizado. Tiene tres o cuatro dientes y, por lo general, su tamaño suele ser igual al de una cuchara sopera.
  • Tenedor de pescado: menos curvo que el de mesa, sensiblemente más ancho y pensado como su nombre indica para comer pescado. Este tenedor es más que un clásico de cualquier banquete.
  • Tenedor de carne: con la forma clásica de un tenedor de mesa, un poco más grande y con los dientes ligeramente curvados hacia el exterior. Se emplea a la hora de consumir carne gracias al mejor manejo del alimento que proporciona su tamaño y su diseño.
  • Tenedor de trinchar: sumamente similar a algunos tenedores antiguos, con una forma idéntica a los clásicos trinchadores pero adaptado a su empleo con una mano. Este trinchador con dos alargados dientes, una amplio espacio central y un pequeño mango sirve para trinchar grandes piezas de carne de una forma más cómoda.
  • Tenedor de ensalada: de amplia pala y con dientes diminutos, podría parecer una cuchara dentada en el extremo. Se emplea como auxiliar de la cuchara de ensalada a la hora de servir esta preparación.
  • Tenedor de ostras: mucho más fuerte que la mayoría de tenedores, este utensilio dispone generalmente de tres dientes gruesos y muy resistentes, suele ser más corto que los de mesa, pescado o carne y se utiliza para degustar con total comodidad ostras.
  • Tenedor de caracoles: con un tamaño más pequeño que el de un tenedor tradicional, posee dos dientes largos, finos y especialmente curvos para poder extraer de su concha este molusco tan apreciado en la cocina tradicional.
  • Tenedor de fondue: de una longitud que puede alcanzar entre 25 y 30 centímetros y termina en dos dientes, este tenedor generalmente con mango recubierto de algún material plástico sirve para mojar pedazos de pan, de quesos o de frutas con comodidad de la olla donde se elabora una fondue.
  • Tenedor de postre: Como el de mesa, pero de menor tamaño y habitualmente fabricado con un diente menos, no tiene filo en sus dientes y se sitúa junto a las copas, paralelamente al borde de la mesa. Sirve, como su nombre indica, para comer postres como puedan ser tartas o pasteles.

Yo tengo mi juego de cubiertos pero me faltan algunos tenedores. Pero la verdad las ostras y los caracoles no me gustan, así que no me haré problema. Eso sí, el de fondue es fundamental.

Revisen su juego de cubiertos para ver cuáles les faltan; con tiempo quizás podamos tenerlo completo según lo establecido en la materia.

¡¡¡Suerte !!!

Fuente:
www.supercash.es
www.bonviveur.es

1 comment

Hola quería preguntarte por la foto del artículo, tenés todos esos, xq quisiera saber (contando de derecha a izquierda el tercero,) que tiene 3 dientes y 1 es más ancho, para que sirve y de q año es el? Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *