Atresia Biliar

Atresia Biliar

Quizás, algunas personas hayan escuchado el término, yo no. Fue una de mis amigas de la infancia, la Dra. Cinthia B. – pediatra especializada en gastroenterología, quien vive en la ciudad de Salta hace más de 18 años – cuando a fines del año pasado me contó que estaba muy entusiasmada porque en el Hospital Materno Infantil de la ciudad de Salta había implementado una pesquisa neonatal para la detección de la atresia de vías biliares, una enfermedad poco frecuente del hígado, que se debe identificar antes de los 2 meses de vida.

Esta práctica detecta problemas hepáticos en bebés recién nacidos, es decir, ese logro significaba un verdadero avance en la salud porque se puede evitar un trasplante de hígado si se detecta a tiempo.

Cuando me lo comentó, pensé cómo podía ayudar. A principios de este año pensé en esta nueva sección para el blog y me dije que podría aportar mi granito de arena difundiendo y contando en qué consiste todo esto.

La atresia biliar ocurre cuando las vías biliares dentro o fuera del hígado están anormalmente estrechas, bloqueadas o no están. Las vías biliares llevan un líquido digestivo desde el hígado hacia el intestino delgado, para descomponer las grasas y filtrar los deshechos hacia fuera del cuerpo. Los bebés con atresia biliar presentan obstrucción del flujo de bilis del hígado a la vesícula.

La causa de la enfermedad puede deberse a:
-Infección viral después del nacimiento
-Exposición a sustancias tóxicas
-Factores genéticos múltiples
– Lesión perinatal
-Algunos medicamentos como carbamazepina

En cuanto a esta enfermedad, aseguró que “es poco frecuente en el mundo pero con una morbilidad muy grande y grave. Si no se opera al bebe antes de los 45 días, el paciente necesitará un trasplante hepático antes de los dos años de vida”.

Para hacer la detección temprana, es muy sencillo, se trata de una tabla de colores de la materia fecal, que presenta ocho gamas diferentes; me contó que las madres de los recién nacidos salen con el carnet de vacunas y adosado un código QR donde bajan una planilla y pueden ver la colorimetría de la materia fecal del recién nacido. Luego, se abre una encuesta y se debe responder a cuál de esos colores corresponde las evacuaciones de su hijo, entre los 15 y los 30 días del nacimiento.

Mi amiga y doctora me explicó que del 1 al 4 – en la tabla – el color es pálido es anormal y si son del 5 al 8 son deposiciones de color normal; enfatizó que es importante que los recién nacidos entre los 15 y 30 días de nacidos están amarillos, es decir tienen ictericia, la mamá tiene que alarmarse, ya que este cuadro nos alerta que se puede estar frente a la atresia.

Mi amiga relato que en Tierra del Fuego hay una ley provincial y que en Salta junto a unos colegas habían presentado un proyecto en Diputados para que fuera ley obligatoria dentro de la ley de pesquisas neonatales que puedan hacerse un tratamiento precoz.

Sin dudas, esta pesquisa neonatal preventiva es el resultado del esfuerzo, del compromiso cotidiano y la tarea silenciosa que hace el hospital público.

Mi amiga es una médica que tiene como pilar en su profesión la preocupación, la ocupación y el apego a la responsabilidad que le confirió el juramento que hizo hace muchos años. Lo he visto yo, nunca se desprende de su servicio a quien lo necesita.

Espero haber colaborado con mi granito de arena para difundirlo y que más temprano que tarde, haya una ley que lo ponga en marcha de forma obligatoria.
Para mas información:
www.salta.gob.ar/prensa/noticias/nueva-pesquisa-neonatal-para-la-deteccion-de-una-enfermedad-hepatica

Fuente
elintra.com.ar
www.nuevodiariodesalta.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *